Suegra: Bruja o Reina?

Llegó el día brujas y como todos los años nos vimos inundados de memes donde la villana principal era la suegra, tan odiada, tan amada y tan necesitada a veces.

Cada uno tiene su opinión sobre ellas, yo entre tanto cuento que he escuchado, historias de las brujireinas y amigas de todas partes que nos cuentan sus confidencias, he llegado a la conclusión de que entre peor el hombre más te adora su mamá y viceversa… y al final algunas tenemos la suerte de obtener una excepción de la regla o un término medio bastante balanceado.

Y ejemplos tenemos por montones:

● tenemos a esta chica súper empoderada, segura de si misma, emprendedora y se encuentra al hombre ideal: ese que la respalda, le da alas, la adora, cree en ella y sus proyectos y la deja ser… cómo era la suegra? Recuerdan a Catalina Creel de Cuna de Lobos? Pues a la suegra de mi amiga solo le faltaba el parche en el ojo.

● Tenemos a la niña dulce, sincera, de esas que cuando dice SI lo da todo (si estamos hablando de Maria Ilusiones), la suegra un pan de Dios, caída del cielo, ángel de la guarda que hasta la llevaba de compras y al salón de belleza para tener tiempo de calidad juntas. ¿El novio? Por él se inventó la frase “de lagartija pa ́rriba todo es cacería”.

● Esta la que, cuando ya estas casada (que ya estas hasta el cuello con hipoteca y planes para toda una vida… ni modo) decide irse a pasar unos días contigo y que al final termina convirtiéndose en la cobradora del Karma, si! porque llega a tu casa y parece que va a hacerte pagar hasta tus pecados de dos o tres vidas anteriores.

● Y esta esa que, igualmente, estando ya casada, llega como la Nany McPhee a ser tu salvación, a darte esa “manito” que se convierte en un batallón al servicio de tus sueños, tu carrera y todo lo que tienes que hacer en el mundo competitivo en el que te mueves. Esa que te da la mano aun yendo en contra de los berrinches de su hijo y que se convierte en tu aliada.  Estas que son las verdaderas reinas coronadas del cuento.

Nanny-McPhee-01

De todo hay:

· Están las suegras inolvidables, que extrañas y recuerdas más que al hijo.

· Están esas que fueron pioneras en la escuela de feminismo balanceado del que vienes y no solo te apoyan sino que te dicen: si tenemos que agarrar a mi hijo e internarlo para que mejore su comportamiento lo hacemos!

· No podemos olvidarnos de las generadoras de memes, los terrores de las novias, esas que creen que los hijos son su propiedad, siguen siendo unos bebés y que tienen el deber celestial (si,  Dios mismo les dijo que lo hicieran) de proteger a esos buenos hombres de las malas mujeres que pululan en la tierra llena de pecados.

dt.common.streams.StreamServer.cls

· Están las que no están nunca y resulta que te hacen falta para intercambiar ideas y que te den una manito. Ellas te lo entregan y te dicen: ahora te toca a ti y desaparecen.

· Y están las que te enseñan el tipo de suegra que no quieres ser cuando te toque y no por malas, sino porque a los hijos hay que dejarlos tomar sus decisiones, estrellarse de vez en cuando y crecer.

Yo tuve una así, una adoración que se empecinó por mucho tiempo en que yo fuese la “única”, el resultado de eso fue que me costó un mundo y media luna terminar mi relación con el chico aquel y que recaí un par de veces solo porque no quería alejarme de ella, que era lo má-xi-mo!

Witch_Angelina_Jolie_508608

Pues hace un par de semanas  sentí el llamado de la naturaleza, el fuego verde esparcirse dentro de mi (vean las películas de Disney y notaran que la maldad siempre aparece con humo verde) y convirtiéndome en una suegra.    Me vi tentada a intervenir, a interceder para que la ex de mi hijo  regresara porque yo la adoro… pero recordé las consecuencias que eso puede tener y decidí dejar que las cosas tomen su curso y lo que tenga que ser será.

Y que Dios me ilumine y me controle para ser una suegra memorable, querida pero sin ser metida.

Desde la fabrica de escobas voladoras,

Elia Esther Aparicio

No Comments

Leave a Comment